14 de marzo de 2011

Jpc.

3 comentarios:

  1. Dios, que preciosidad de texto...Triste pero bello! Me encanta!

    ResponderEliminar
  2. Muy emotivo...se me ha puesto un poco la carne de gallina. Y qué triste...

    ResponderEliminar